martes, 27 de noviembre de 2007

7.30 am. Que pena!

Tal vez a los demás no les pasen las mismas cosas que a mi, por que viven inmersos en su mundo en su trabajo, a mi me gusta observar a los demás, a lo demás, a todo lo que se pueda observar.

Hoy por la mañana cuando sali de mi casa y me senté a esperar a mi papá pasara a buscarme lo que observé fue horrible. Dos chicos se ocultaban, se esfumaban del trayecto de los demás hacia la escuela, se escondían y se comenzaban a drogar con unas bolsitas...

Esos chicos deberían ir a la misma escuela a donde fui yo, y me parece increible ver cosas así, me parece asqueroso, que nadie pueda ocuparse de ellos es aberrante.

1 comentario:

Paula dijo...

Betina, siempre chusmeo tu blog. Es increible como Luján va dejando de ser esa ciudad-pueblo en la que crecí. En Capital podes cruzarte con chicos drogándose como parte del paisaje urbano, mas que nada si te moves en tren o subte. Pero hasta ahora, Luján parecia lejano. No es que no hubiera droga, simplemente no se veia a las 7:30 AM.
Sera parte del progreso.... mal que nos pese.

Besos

Paula